Los 5 errores que debes evitar al momento de invertir

32

La inexperiencia y la necesidad son dos de los peores consejeros de los emprendedores, y en muchas ocasiones los llevan a cometer errores que pueden hacer fracasar una buena idea. Por este motivo, te queremos compartir 5 errores que debes evitar al momento de invertir.

1. Carecer de un proyecto.

Mucha gente tiene una buena idea de negocio y ya cree que eso es un proyecto. Pero no, es solo una idea y ahí está el error. Proyectar es darle racionalidad a esa idea y es esencial antes de decidir una inversión. Hay estudios que deben hacerse, investigaciones, ratios que elaborar e indicadores para analizar. Hay que estudiar el mercado, la tecnología a emplear, la logística, la forma de comercialización y, muy especialmente, la rentabilidad presunta. Y todo esto, cuantificarlo. Eso es un proyecto o plan de negocios.

2. Improvisar con la oferta.

Dentro de los errores que debes evitar al momento de invertir, existe otro típico, que surge del poco conocimiento del producto o servicio que se va a ofrecer. Eso denota improvisación y se debe evitar. El que emprende debe conocer su producto o servicio perfectamente, qué demanda puede esperar, qué competidores existen, cuánto puede producir y a qué precios, cómo distribuirlo, cómo promoverlo y publicitarlo. Es fácil de corregir, pero requiere estudio y planificación.       

3. Imprevisión en la evaluación los costos.

Muchos emprendedores se dejan llevar por el entusiasmo y olvidan computar algunos costos que después desequilibran su presupuesto. Un buena formulación de proyecto incluye un detallado y completo análisis de costos, no solo de materias primas y mano de obra. También existen costos de insumos, almacenamiento, transporte, empaque, distribución, costos financieros del crédito, costos de seguros, publicidad y promoción, impositivos, administrativos. Todos se deben contemplar porque la rentabilidad real tiene que soportarlos en conjunto.

4. Ignorar la mejor oportunidad.

Todo negocio nuevo tiene un momento adecuado para su lanzamiento y desconocerlo puede ser un grave error.

Una excesiva demora en comenzar puede dar pie a que un competidor se adelante y después todo sea más difícil.

Te sugerimos leer: eMail Marketing: Una práctica que sigue vigente

A veces hay factores de estacionalidad que tampoco deben desecharse, por ejemplo: no se puede lanzar una línea de refrescos en invierno ni ropa de abrigo en verano. Parece muy sencillo, pero hay emprendedores que lo omiten.

5. Quedarse corto en el financiamiento.

Es un error típico que forma parte de la subjetividad del emprendedor con más entusiasmo que planificación. No se puede iniciar un emprendimiento acorralado por las deudas. Algunos suman la deuda bancaria por el crédito a la deuda con proveedores que les fiaron insumos, impuestos vencidos cuyos pagos postergaron y además arrastran deudas personales. Así, no habrá rentabilidad que alcance.

En conclusión, además de la vocación y pasión emprendedoras, es necesario poseer racionalidad y capacidad de planificación para invertir bien.

Recuerda que en ElegirSeguro.com siempre te ofrecemos información actualizada y útil para el desarrollo de tus proyectos de emprendimiento, así como una amplia gama de seguros para protegerlos.