Responsabilidad Civil Contractual en México, ¿qué es?

13

La responsabilidad civil (en pólizas se abrevia RC) es la obligación de resarcir o indemnizar un daño causado a otra persona. Sea por no cumplir un contrato o por subsanar un daño hecho a terceros. Existen la Responsabilidad Civil Contractual y la Extracontractual, te comentamos en qué consisten y cuáles son las diferencias.

Para el caso de la responsabilidad civil contractual, es el conjunto de obligaciones legales que puedes­ adquirir a través de la firma de un contrato, como por ejemplo, el contrato de una empresa con sus empleados.

Lo anterior implica una responsabilidad civil contractual, ya que hablamos de una vinculación entre dos partes a través de un contrato. Cuando se trata de sociedades o contratos de alquiler, entre otros casos, también se puede decir que existe una responsabilidad civil contractual.

Responsbilidad Civil Extracontractual

Ahora, la responsabilidad civil extracontractual es cuando tenemos la obligación de resarcir un daño que hemos ocasionado en terceras personas sin necesidad de que haya un contrato de por medio. En estos casos había un vínculo o relación entre las personas involucradas antes de que el suceso tenga lugar.

Un ejemplo sería cuando causamos daños al vecino del edificio por alguna avería en el suministro de agua, ya que ambas partes estaban unidas por una relación de vecindad antes de que ocurriera el siniestro. También, si accidentalmente le causas daño a otro vehículo mientras estacionabas, es otro ejemplo.

Te sugerimos leer: Seguro de Ciberriesgos para Startups

En algunos casos puede resultar confuso si es responsabilidad civil contractual o extracontractual, porque depende de ciertas sutilezas:

Ejemplo 1: Mudanzas.

Imagina que has contratado una empresa de mudanzas y durante el servicio accidentalmente te rompen una ventana con algo. En este caso, habrías firmado un contrato, pero si el accidente en cuestión no está contemplado en el documento, sería un caso de RC extracontractual.

Ejemplo 2: Causas de fuerza mayor.

Es importante destacar que en los casos donde haya una causa de fuerza mayor, la RC contractual desaparece, aunque haya un contrato bien firmado. Por ejemplo, si el cajero de una sucursal bancaria tiene que hacer frente a un robo a mano armada, aunque le vincula un contrato laboral con la entidad, no tiene la obligación de asumir responsabilidad alguna sobre el dinero que se lleven en ese momento.

La diferencia entre responsabilidad civil contractual y extracontractual depende básicamente de si hay o no un contrato que vincule a las dos partes implicadas en el siniestro. Además, es importante fijarse en si había alguna relación previa a la firma del contrato que los pudiera unir de alguna manera.