Seguro de Responsabilidad Civil Contractual para Asesores

14

El Seguro de Responsabilidad Civil Contractual te ampara ante la exigencia legal que tiene un profesional de resarcir el daño ocasionado a otros, con quienes se encuentra vinculado a través de un acuerdo previo, convenio o contrato.

El resarcimiento exigido debe materializarse por vía de una indemnización o compensación económica a los terceros damnificados. Esto puede comprometer el patrimonio personal del profesional, especialmente si el daño ha sido grande, por lo cual se hace necesario y recomendable contar con este tipo de seguro de responsabilidad civil contractual.

Las causas del daño reclamado pueden ser de muy diversa índole, como el incumplimiento total o parcial del contrato, error de buena fe, omisión involuntaria, incidencia de eventos fortuitos, pérdida de documentos y otras.

Muchas de estas razones están emparentadas con lo que habitualmente se denomina la mala praxis profesional, que es muy común invocar en disciplinas como la medicina y las ciencias de la salud.

Es un hecho innegable que todos los consultores y asesores profesionales, en general, están expuestos a cometer errores o tener descuidos u olvidos durante el desempeño honesto de sus funciones profesionales.

Exclusiones

Quedan excluidos de este análisis y, por supuesto, de la cobertura del seguro, la negligencia criminal y el dolo como causales del perjuicio a los respectivos clientes.

El objeto del seguro de responsabilidad civil contractual es claramente el de proteger al profesional haciéndose cargo de todas las consecuencias económicas de los daños personales y materiales que haya podido causar a sus clientes, directa o indirectamente. La compañía aseguradora cubre las demandas hasta el límite pactado en la póliza.

Coberturas adicionales

Algunas compañías ofrecen coberturas adicionales, como por ejemplo, los gastos de defensa del profesional ante el reclamo legal, la inhabilitación profesional, injerencia ilegítima, protección de datos o marcas y la responsabilidad subsidiaria si el daño fuera causado por un contratista o dependiente del asesor.

El hecho de contar con un seguro de responsabilidad contractual que ampare sus servicios otorga tranquilidad y garantía al asesor o consultor profesional, pero también es una tranquilidad para quienes lo contratan.

Ante cualquier duda o consulta ponemos a tu disposición a nuestro equipo de expertos, somos ElegirSeguro.com y queremos ser tus aliados impulsando tus proyectos al éxito.