Daños a la mercancía y cómo protegerte

12

La fabricación de un producto debe ser tan cuidadosa como la entrega en óptimas condiciones. Una vez finalizada la elaboración de un artículo, debe almacenarse hasta el momento de su distribución y comercialización. Por esta razón, el proceso de almacenamiento debe ser extremadamente riguroso.

¿Por qué se debe proteger la mercancía?

Si los artículos fabricados no se protegen correctamente antes de la entrega, el daño que puedan sufrir durante el traslado tendrá consecuencias tan graves como si se tratara de un error en la fabricación.

En caso de que ocurra algún percance y el cliente reciba su producto en mal estado ocurrirá que:

  • El cliente genere un reclamo, por lo que se deberá reponer el producto afectado.
  • Exista una pérdida de tiempo y dinero para reparar un daño evitable.

¿Qué puede provocar daños la mercancía?

Una mercancía puede sufrir daños si se expone a condiciones inadecuadas. Estas son las razones más comunes por las cuales una mercancía puede verse afectada:

  • Oxidación y enmohecimiento.
  • Roturas y perforaciones.
  • Mojaduras de agua.
  • Accidentes del vehículo transportador.
  • Daños causados por el equipo de amarre y sujeción.
  • Aplastamiento de mercancías por sobrecarga.

¿Cómo prevenir los posibles daños?

Si bien pueden haber daños durante el proceso de almacenamiento y transporte por una manipulación indebida del producto, las condiciones en las que se encuentre durante el traslado también influyen en el estado en que llegue a manos del cliente.

¿Cómo pueden prevenirse estos fallos? Tomando las medidas correctas en cuanto a control y seguridad. El embalaje es el proceso más importante de todo el traslado, ya que cumple con la misión exclusiva de reducir los daños que pueda sufrir la mercancía.

Tal vez te interesa leer: Los 5 principales peligros de seguridad en la industria manufacturera

Si no se realiza el embalaje adecuado, en función del producto que se esté transportando, es muy probable que este se vea afectado por los imprevistos que puedan surgir durante el traslado.

Para resguardar tu mercancía y evitar todo tipo de percances, te recomendamos que solicites tu cotización de seguros de transportes.

Visita nuestro blog para conseguir más información relacionada con los riesgos laborales y otros temas de interés para la protección de tu mercancía.