Principales riesgos laborales en la construcción en Argentina

123

Las características propias del trabajo de la construcción en Argentina lo convierten en una actividad laboral de alto riesgo natural en condiciones normales.

Las particularidades intrínsecas de la actividad son la ejecución de labores en altura, la exposición a la intemperie, la manifestación de ruidos y vibraciones, los peligros eléctricos, los desniveles, la falta de ventilación, la cercanía y manipulación de máquinas y herramientas peligrosas y muchas otras.

Principales riesgos laborales en la construcción

Por lo tanto, los riesgos laborales en la construcción son muchos y se pueden mencionar como los principales a los peligros de caídas, golpes, shock eléctrico, impactos de partículas, objetos o materiales, sobresfuerzos, posturas inadecuadas, ruido ambiente superior al umbral, sofocamientos y asfixias, entre otros.

Las acciones de protección contra los riesgos laborales en la construcción incluyen dos aspectos básicos: la evaluación de riesgos y las medidas de prevención.

Para tal fin, la Superintendencia de Riesgos del Trabajo lleva un registro de entrega de elementos de protección personal, que debe ser completado y visado por el encargado de Higiene y Seguridad de la empresa o la ART, según el caso y conformado por el trabajador.

Plan de prevención

Estos elementos de protección que el empleador tiene la obligación de proveer a sus trabajadores deben formar parte de un Plan de Prevención que comienza con la capacitación, algo que es dificultoso teniendo en cuenta la temporalidad en este tipo de empleos de obra. Además, todos los dispositivos protectores deben estar certificados por el IRAM (Instituto Argentino de Normalización).

Tal vez te interesa leer: Seguro Todo Riesgo Operativo 2021 en Argentina

Lo que se tiende a proteger, principalmente, es la cabeza, la vista, el oído y las extremidades de los operarios que desempeñan tareas manuales en la construcción y por eso se proveen gafas de seguridad o máscaras cuando hace falta, calzado de trabajo con suelas antideslizantes, guantes de cuero o látex, cascos y sordinas o protectores auditivos y orejeras.

Todos estos elementos deben ser revisados periódicamente y reemplazados cuando hayan sufrido golpes, caídas, impactos o descargas eléctricas que pudieran alterar sus propiedades preventivas.

Todas las medidas de seguridad y protección pueden complementarse disponiendo de los seguros adecuados. Para tal fin recomendamos consultar con nuestros asesores, somos ElegirSeguro.com