Seguro de vida obligatorio para trabajadores

59

El Seguro de Vida Obligatorio para Trabajadores es una exigencia legal en el país, contemplada en la Ley de Contrato de Trabajo.

La legislación vigente exige la celebración de un Seguro de Vida Colectivo (SVC) por parte del empleador y a favor de toda la planta de personal de sus trabajadores en relación de dependencia.

Las pólizas de este seguro obligatorio para trabajadores son suscritas por los empleadores, que tienen a su cargo el pago de las primas, manteniendo a los empleados como beneficiarios o a las personas que éstos designen.

El Decreto Ley N° 1564/74 que establece la obligatoriedad del seguro, prevé algunas exclusiones, tales como por ejemplo la de los empleados rurales y aquellos contratados que lo están por un término menor de un mes.

Este Seguro se debe formalizar obligatoriamente, de manera independiente respecto de otros seguros que puedan asignarse al empleado.

¿Cuál es su cobertura?

            El Seguro de Vida Obligatorio para trabajadores cubre el riesgo de muerte sin limitaciones de ninguna especie para todos los asalariados en relación de dependencia.

Contempla, incluso, al suicidio como evento incluido entre las causas de muerte pasibles de indemnización. Por lo tanto, la cobertura ampara el fallecimiento del trabajador por cualquier causa que sea.

            El capital asegurado y el costo de las primas es uniforme para todas las compañías aseguradoras del mercado y lo fija y actualiza anualmente el sistema de seguridad social de la nación, en función del valor corriente del salario mínimo vital y móvil.

            La cobertura básica no incluye los riesgos por invalidez total, absoluta, permanente e irreversible. Sin embargo, muchas compañías ofrecen la posibilidad de contratar coberturas adicionales para amparar esta posibilidad, así como las de pérdidas físicas parciales por accidente o cláusulas especiales tales como, por ejemplo, enfermedad terminal o trasplante de órganos.

Tal vez sea de tu interés: Seguro Riesgos del Trabajo ¿Qué cubre?

            La ausencia de cobertura del trabajador registrado por inexistencia del seguro constituye una falta grave por parte del empleador, que lo hace susceptible de sanciones y lo obliga a responder en caso de fallecimiento abonando el beneficio correspondiente.

            Los empleadores deben hacerse cargo del seguro obligatorio junto con otras obligaciones y contribuciones a la seguridad social en el marco de la declaración jurada conocida popularmente como Formulario N° 931 de AFIP.

            Para resolver cualquier duda o consulta sobre este tema, recomendamos como siempre a los interesados recurrir a nuestros asesores.