3 consejos para mantener las finanzas saludables de tu Pyme

54

La gestión eficiente de una pyme constituye un verdadero desafío, que requiere de compensar con elementos técnicos y organizativos que, bien aplicados, pueden dar como resultado lograr finanzas saludables duraderas.

Pero la tendencia natural es un manejo relativamente informal que deviene de su pequeña escala y dicha informalidad se ve agravada por el hecho frecuente de que el equipo directivo está constituido, mayoritariamente, por amigos y familiares.

Muchos de los problemas, debilidades y amenazas que sufren las pymes están relacionados con esta característica, por lo que resulta importante examinarla y proponer soluciones.

Es sabido que las pymes suelen adolecer de problemas crónicos de falta de financiamiento para capital de trabajo, lo que en el lenguaje coloquial se expresa diciendo que “carecen de espalda financiera“. Esto las obliga a recurrir a fuentes de financiamiento más onerosas que el crédito bancario, como el descuento de cheques y documentos.

Por lo anterior, te damos 3 consejos para lograr finanzas saludables en tu empresa:

Primer consejo:

Un buen consejo está dirigido entonces a materializar una correcta toma de decisiones en materia financiera.

Se recomienda implementar un gerenciamiento profesional de las finanzas, separando claramente los gastos personales de los que corresponden a la administración de la empresa y evitar las opciones crediticias más cómodas, pero de mayor costo financiero.

El crédito a tasas promocionales exige siempre cumplir mayores requisitos, pero vale la pena hacerlo para economizar costos y obtener mejores plazos.

En general, sólo se trata de ajustar la organización formalizando las estructuras administrativas, para lo cual se puede recurrir a algún software de apoyo.

Tal vez te interese leer: 5 consejos para priorizar tareas: De la urgencia al orden

Segundo consejo:

Otro problema crónico que suele afectar a las pymes, es la falta de adaptación a los cambios rápidos en el entorno.

Esta adaptabilidad a los cambios precisa de un planeamiento que le permita a la estructura funcional responder adecuadamente y con rapidez a las variaciones del escenario.

Para esto es fundamental que operen adecuadamente los canales internos de comunicación, que las autoridades sepan delegar y que los miembros de la organización manifiesten responsabilidad y compromiso.

Un buen consejo es promover la capacitación permanente del recurso humano de la organización, concibiendo los fondos que se destinan a este fin como una inversión y no como un gasto.

Tercer consejo:

Cuando las pymes se han consolidado, y han logrado superar el periodo crítico en el que muchas de ellas desaparecen, surge una nueva amenaza que es la falta de motivación y el estancamiento.

El consejo aquí es el de destinar recursos financieros a la innovación permanente, tanto en los métodos de producción como en los materiales e insumos, en el packaging, diseño, las formas de acopio y distribución, la logística y las ventas.

Todo el dinero invertido en innovar es un recurso bien empleado, cuyos resultados se apreciarán en el mediano y largo plazo.

Recuerda que toda la información que necesitas para hacer crecer tu Pyme la encuentras con nosotros, somos elegirseguro.com